Pulse sobre la imagen para ampliar
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


 


 

Un día de la Cruz
 

Como una verdadera y auténtica Semana Santa celebra Puente Genil, rebosante de alegría, el 3 de Mayo, día de la Cruz.

 
En los Testigos Falsos no podía ser diferente. Desde los Primeros tiempos de la nueva etapa, se tuvo muy en cuenta la necesidad de ofrecer a nuestros hijos unas ropas para poder participar, como otra Corporación cualquiera, en ese mágico día de la Cruz.
 
Ya en el año 1.975 realizan su primera salida procesional, con los ropas adaptadas de Romanos y Figuras de los antiguos Testigos mayores. Todos los que compartieron esos días son hoy hombres adultos y algunos forman parte en nuestros días de la Corporación. Se cumplió el objetivo de esta Semana Santa chiquita, impregnar a los hijos de las vivencias y tradiciones de su pueblo.
 
 
La vida ha continuado inexorablemente y se ha ido produciendo el lógico relevo generacional. En el año 1.981, se realiza otra importante reforma en las ropas de los mayores y lógicamente en la de nuestros hijos, fueron tiempos de auténtico auge de la Corporación y todo nos parecía poco a la hora de potenciarla.
 
 
Muchas han sido las vicisitudes, ilusiones, sueños, anécdotas y situaciones que han rodeado el devenir del tiempo en esos días de Mayo en los Testigos Falsos. Cuántos niños y cuántas niñas han tenido la oportunidad de compartir los referidos momentos.
 
Los mayores asistimos expectantes y comprobamos como se mueven en ese ambiente distendido los pequeños. La verdad es que nos sorprenden muy gratamente porque, si en la Semana Santa Mayor son espectadores de lujo, aquí son los auténticos y verdaderos protagonistas.
 
El sorteo, los cambios de turno, aquellos desacuerdos por la negativa a que las niñas no se vistan, las reverencias, las cuarteleras, en fin , tantas y tantas cosas que nuestras retinas almacenan de esos aprendices a mananteros.
 
 
Y lo mas importante de todo, la convivencia. Esto es lo que, si el destino así lo tiene previsto, sean hermanos en un futuro de la Corporación. Es un proceso natural que en la mayoría de las veces no se produce pero que cuando es así, tienes la inmensa satisfacción de haber compartido muchas cosas con alguien que ha mamado las esencias de lo que es una Corporación de Semana Santa desde la mas temprana edad y por eso hay muy poco que enseñarle una vez que es un hermano del Grupo, desde sus raíces.
 
 

Sirva el resumen gráfico de esta página para que las generaciones venideras sepan inculcar, sin desviaciones, la gran trascendencia que tiene este día de la Cruz en nuestra única, incomparable, irrepetible y maravillosa Semana Santa pontana.